lunes, 7 de noviembre de 2011

Lapuerta "C" - TM: 1,5-2,5. ¿"Lapuerta" hacia el éxito?

Trabajadísima, sufridísima, dificilísima y todos los -ísimos que se nos ocurran le podemos poner a la victoria que hemos obtenido ante nuestros vecinos de Lapuerta C, segunda consecutiva que conseguimos en este campeonato y con la que mejoramos el resultado del año pasado, en el que no pasamos del empate ante este mismo equipo.

El capi trovero planteó una alineación en la que una vez más realizó cambios con respecto a la anterior jornada, de forma que esta semana se cayeron de la lista nuestro tablero dos, Francisco, por primera vez en el campeonato, y nuestro tablero siete, José Alberto, tras su entrada triunfal en el mundo del por equipos en la anterior jornada. Los beneficiados fueron nuestro Troverian Master, Dani, quien lógicamente jugó de uno, y Luis, que volvió al equipo en su tablero favorito, el cuatro. Completaban el equipo Benito como dos y Juanjo como tres, ambos repitiendo posición respecto al encuentro contra Skull’s.





De frente y de dcha. a izq., el Trovero Marín:
Dani, Benito, Juanjo y 1/2 Luis.











En cuanto a la alineación adversaria, como viene siendo habitual en la mayoría de nuestros rivales, equipo de gala, con sus cuatro primeros espadas: Jesús, Salvador, Emilio y Álvaro, todos ellos con cara de tener en mente el único objetivo de la victoria. Y a fé que ésta fue buscada con ahínco por todos quienes se sentaron ante los tableros, tanto locales como visitantes.




A la izquierda, y del frente al fondo, el Lapuerta C:
Jesús (hueco), Salvador, Emilio y Álvaro (tapado).












No sabemos si porque es la tónica en la presente temporada o porque surgió efecto la crítica que hicimos en la previa del encuentro (más probablemente por la primera razón) pero en esta ocasión no jugamos en las sillitas de Pin y Pon de otras veces, sino que fuimos ubicados en el salón de actos del colegio, flanqueando al equipo B local que jugaba a esa misma hora con La Pocha, a quien por cierto despachó con un rotundo 4-0. Y no sólo eso, sino que además, y van dos semanas seguidas, jugamos con tablero y piezas de madera ¡como los mayores!. Presi Leandro, queremos unos de éstos para el año que viene...

Pero veamos cómo fue el desarrollo de las partidas:

La primera en terminar (con mucha diferencia respecto a las otras tres, que se prolongaron una eternidad) fue la del tablero 3 (Emilio José López – Juan José Martínez, 0,5-0,5). La partida se desarrolló de forma igualada, con bloqueo de peones...; sin embargo, el jugador local consiguió romper este bloqueo cambiando la dama y quedándose con el peón “d” pasado y protegido por sus compañeros de columna. Además, el enroque de Juanjo fue roto con doblamiento de peones en la columna “h”. Con varias piezas sobre el tablero, Fritz daba ventaja decisiva al blanco, y todo parecía cuestión de tiempo y técnica, máxime tras una ganancia del peón doblado a favor del blanco. A pesar de ello, fueron intercambiándose piezas y bloqueándose el resto de peones hasta quedar con caballo y seis peones blancos contra caballo y cinco peones negros. Aunque Fritz seguía dando ventaja decisiva al jugador local, no explica cómo materializarla, por lo que no debía de ser tan obvia. De hecho, tras un par de vueltas con los caballos el jugador local decidió devolver el suyo a la cuadra y ofreció tablas, que fueron aceptadas por el negro.





Tablero 3: posición final.
¿Dónde está la ventaja decisiva?














La siguiente partida en terminar fue la disputada en el tablero 2 (Benito Rioja – Salvador Torres, 0,5-0,5). Igualdad predominante durante toda la partida, sin que ninguna de las dos partes consiguiera definir un ataque claro contra el otro. Cuando el negro lo intentó, el blanco propició un cambio de damas antes de que se moviera vendaval, con lo que volvió a quedar la posición igualada. Tras los cambios de piezas que fue proponiendo el negro se llegó a una de esas posiciones teóricas con cinco peones por banda (ver imagen) que parece ser que el blanco no jugó bien, pero que el negro tampoco supo contestar adecuadamente. En la posición final, el blanco no tenía otra posibilidad más que mover su rey, mientras que el negro sí que la tenía, pero le suponía perder la partida, luego se acordaron unas nuevas tablas.






Tablero 2: parece que la buena para el blanco era b4, pero se optó por c4.

Algún día pondrán esta posición en un libro de finales ¿o ya lo estará?.












Así pues, todos a mirar alternativamente a los tableros 1 y 4, donde se decidiría el encuentro.

El que acabó primero fue el 1 (Jesús Hernández – Daniel Giménez, 0-1). Partida por momentos incisiva y táctica, donde el bando visitante no pudo enrocar, pero a cambio el enroque visitante sufrió un virulento ataque que finalmente no fructificó. Tras los consiguientes cambios de piezas, quedaron ambos con caballo y seis peones que parecían prometer unas nuevas tablas, pero que fue conducido de forma serena por Dani hasta conseguir ganar un par de peones enemigos y amenazar con avanzar los propios por ambos bandos. Abandono local y alegría trovera por la victoria que ya se veía cerca, dada la situación del cuarto tablero.






Tablero 1: fuego en el tablero, que fue temporalmente apagado con Tg5.














La partida de éste (Luis Sánchez – Álvaro Heredia, 0,5-0,5) fue la que más vaivenes tuvo. Tras una finalización de la apertura que parecía favorable al bando blanco, un despiste le ocasionó la pérdida de un alfil limpio; sin embargo, Luis no se amilanó (bueno, un poco sí, pero siguió jugando) y poco después consiguió cazar un caballo blanco a cambio de un peón, por lo que la situación volvió a ser jugable. El jugador local consiguió avanzar este peón hasta la séptima fila, pero finalmente fue capturado por el blanco, a cambio de otro menos peligroso. Se llegó a una situación de torre, alfil y tres peones negros por dos blancos, donde además las fuerzas visitantes estaban en el flanco contrario al de los peones. Y nuestro jugador se lanzó a la heroica: sacrificó su alfil por dos de los peones enemigos. Tras perder los suyos propios, consiguió cazar el tercer peón y... por mucho que Fritz diga que ventaja decisiva para el negro, ganar con torre y alfil contra torre es muuuuy complicado si no tienes muy claro cómo hacerlo. El jugador local se resistió y rechazó las tablas que se le ofrecieron, pero unas jugadas más tarde acabó aceptándolas.






Tablero 4: ¡..y va Luis y se desmelena con Axf6!















Victoria y alborozo mal disimulado por el equipo visitante, que se hizo más ostensible una vez fuera del recinto.

Acertamos pues en el pronóstico de la previa, donde previmos que ninguno de los equipos llegaría a los tres puntos. Pero donde no acertamos fue en que ganando nos colocaríamos en el cuarteto de cabeza, pues únicamente hemos ascendido un puesto, siendo sextos, si bien estamos a un sólo punto del segundo clasificado. Magnífico el papel en todo caso que estamos realizando en este campeonato. Y ya que estamos, pues a ver si dura, aunque sea un par de jornadas más ¿no?

Para la próxima ronda ya conocemos el rival, Cabezo de Torres “B”, pero de eso ya hablaremos más adelante.

9 comentarios:

  1. Estoy echando un vistazo al blog, y me encanta. Enhorabuena por vuestro trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Perdón que se me borróo el comentario... y digo (o decía) Benito,que eres un poeta de la crónica deportiva! joder, casi me he emocinado leyéndola.

    ResponderEliminar
  4. Partidas muy complicadas todas, a mitad de tarde la victoria se antojaba muy dificil pero al final tuvimos la fortuna de nuestra parte.
    Una posición la de los peones espectacular,ni con el fritz logro saber quien tiene ventaja, parece que c4 pierde por dxc seguido de b4, si se juega de primeras b4 si el negro juega con muchisima precisión parecen tablas.

    ResponderEliminar
  5. eso Benito!, puedes ponerlo como el próximo "problema de ajedrez" en el blog...

    ResponderEliminar
  6. C. A. Trovero Marín7/11/11 17:28

    Muchas gracias, Antonio. Con ese nombre vasco que tienes no te terminamos de ubicar, pero gracias igualmente por tus elogios. Si te apetece acercarte un día a echar unas partidas puedes dejarnos tus datos y te enviamos un mail cuando volvamos a juntarnos, una vez acabe el regional.

    ResponderEliminar
  7. Luis, entonces... ¿me perdonas el "insulto"...?

    En cuanto a la posición, la verdad es que es estética, pero ponerla como problema cuando ni el Fritz da una ventaja decisiva con la mejor jugada blanca (b4), pues no sé yo qué más podemos decir nosotros.
    ¡Juanmi, tú que resuelves todos los problemas, dinos algo!

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena una vez mas por esta nueva victoria. Curioso el emparejamiento entre los dos clubs, durante practicamente toda la temporada.

    Afilaros los dientes que os ha tocado un hueso. Suerte amigos.

    ResponderEliminar
  9. buena cronica chicos y enhorabuena por el resultado, no son tiempos de felicidad para mi, la gran tristeza familiar, el mal por equipos q tamos jugando asi q toca desconectar del chess un tiempo y dedicar el tiempo a cosas mas alegres, aun asi e visto la cronica y echaré un vistazo a las posiciones
    a bote pronto y por encima creo que en el t.2 el blanco puede tener algun chance por el peon pasado alejado y si consigue aislar alguno en donde tiene la minoria para poder comerselo despues, pero me huele a tablas, en el del 3 me parece muy muy interesante y creo que el blanco debe ganar, aunq nada facil y quiza deba sacribicar el caballo. lo mirare mejor. un saludo y animo!

    ResponderEliminar