domingo, 9 de octubre de 2011

TM - Monteagudo B: 2-2 ¿Un buen resultado?

Comenzó el Campeonato más esperado de la temporada, el favorito de todos, al menos de todos y cada uno de los integrantes del C. A. Trovero Marín. Y nos tocó estrenarnos en casa, en nuestra flamante y remodelada sede, y ante varios integrantes del club que acudieron a darnos ánimos y ya de paso a echar entre ellos unas rapiditas en la sala de análisis.

Como consecuencia del ránking inicial empleado para hacer el emparejamiento de la primera ronda, nos tocó un hueso duro de roer, el Monteagudo B. Los comentarios desde que se conoció el nombre del rival eran variados: por un lado, los pesimistas: que si son el sexto equipo por elo, que si su primer tablero ya tiene el rabo pelao de jugar en primera, que si su segundo quedó nada menos que tercero en el individual absoluto, que si todos tienen gran experiencia, que si a mí nosecual ya me ganó nosedonde... Y frente a esto, por otro lado, los optimistas: que ya les hemos ganado los dos últimos años y por qué no va a ser éste el tercero, que si yo la le gané a nosequien nosecuando... El caso es que la primera opción parecía imponerse y se notaba un runruneo raro antes de empezar que hizo necesario un toque de atención previa, que más o menos discurrió así:

(Capitán): joder, o cambiamos la cara o para salir así firmamos el 0-4 directamente y nos vamos de cañas.
(Varios): nooo, nooo, si sólo estábamos comentando...
(Capitán): pues venga, a ganar y a joderle la quiniela a todos esos que han puesto un dos.
(Varios al unísono): eso, eso, a jodérsela... ¡Trovero Marín, Trovero Marín...!

Entre tanto, se nos presenta el rival con prácticamente su equipo de gala, con la única baja del tablero 3, Sergio Guerrero. Frente a esto, el equipo titular del Trovero, con sus cuatro primeros tableros. Nada de tonterías para la primera ronda, vamos. A por todas desde el principio que esto son siete jornadas y no hay tiempo para descuidos. Como curiosidad, decir se nos juntaron tres Danieles en las dos primeras mesas.






Al Capi le gusta que todo esté ordenadito antes de empezar. A la izquierda, el campo de batalla preparado para la lucha.








Ya en plena faena, el tablero 2 (Daniel Alarcón-Francisco Martínez, 1-0) fue el primero en finalizar. El jugador de Monteagudo no se dejó sorprender por la apertura de Francisco y quedó en buena posición tras la misma, iniciando rápidamente su ataque y ganando espacio en el tablero. Tras un error local y pérdida consiguiente de calidad, el jugador foráneo se dedicó a provocar intercambios de piezas para llegar a un final netamente favorable, en el que Francisco intentó aguantar buscando un posible error de su rival que no llegó.

Tablero 2. Posición en medio juego.

Mal empezaba la tarde pues, y difícil se antojaba la victoria vistas las posiciones que se daban en el resto de tableros; sin embargo, todavía tendría que cambiar la situación.




De frente y de izquierda a derecha, los integrantes del Monteagudo B:
Pablo Gil (4)
José Alfredo Caballero (3)
Daniel Alarcon (2)
Daniel Navarro (1)



De frente y de izquierda a derecha, integrantes del Trovero Marín:
Daniel Giménez (1)
Francisco Martínez (2)
Benito Rioja (3)
Juan José Martínez (4)







En el tablero 4 (Pablo Gil-Juan José Martínez, 0-1), Juanjo consiguió dar la vuelta a una partida que se le puso muy complicada y en la que Pablo Gil llegó a obtener una ventaja decisiva. Un ataque central de peones provocó un intercambio de piezas de donde Juanjo quedó con una torre, frente al alfil y caballo de Pablo; sin embargo, en un nuevo intercambio de última hora éste cometió un grave error que propició que se igualara el material y se impusieran los peones y el rey adelantados de Juanjo, que llegó a coronar dos damas. Empate a uno por los pelos y curiosa jugada final de Pablo, que acabó la partida coronando un caballo, para a continuación abandonar.






Tablero 4.
Se continuó con alfil por torre, torre por peón... y con el error que llevó a perder la ventaja del blanco.











Poco después, en el tablero 1 (Daniel Giménez-Daniel Navarro, 1-0), Daniel (el nuestro) completó una impecable partida, sobria, sólida, pero con un ataque certero que le llevó a obtener clara ventaja de forma pausada y sin haber pasado apuro alguno en ningún momento. Finalmente, un grave error del rival en una posición crítica terminó de solventar la partida. Muy meritorio el punto dada la entidad del jugador rival, que probablemente no se dejará demasiados en lo que resta del campeonato, y buena dosis de moral para Dani de cara a seguir sumando en sucesivas rondas. Y el encuentro que se nos ponía de cara con un 2-1 poco previsible un rato antes, y a la espera de lo que ocurriera en el tercer tablero.

Tablero 1. Juegan blancas y ganan.


En el tablero 3 (Benito Rioja-José Alfredo Caballero, 0-1), Benito había rechazado una oferta de tablas que José Alfredo le hizo tras la jugada 21. Los motivos del rechazo, dos: por una parte, que en ese momento el resultado era de 0-1 y se temía una nueva derrota en el tablero 4, por lo que unas tablas hubieran llevado a una derrota a nivel de equipo; por otra parte, en ese punto de la partida la situación aparentaba ventajosa para el bando local. Tras un resultado no muy brillante de la apertura para el blanco, el bando negro no supo sacar partido de ello y dejó que Benito fuera reordenando su posición, incluso obteniendo éste un peón de ventaja, no se sabe si por error o sacrificado para una centralización de caballo del negro. Más adelante, el ataque de peones blancos llevó a José Alfredo a sacrificar un caballo a cambio de dos peones, con lo que el blanco quedó con ventaja decisiva. Pero una vez más, apareció el torricidio, especialidad de la casa (para los legos, véase la última entrada del campeonato del año pasado). Error garrafal, torre limpia para el negro y peón avanzado amenazando coronar. Punto visitante y empate global en el encuentro. ¡Ay, si se hubieran aceptado esas tablas...!




Tablero 3.
Posición con ventaja decisiva para el blanco, según Fritz. Poco después vendría el "torricidio".

Definición de la RAE:
"Torricidio": dícese del error garrafal en ajedrez consistente en regalar, a través de cualquiera de las reglas permitidas en el juego, una torre limpia al rival.








Así, lo que a priori hubiera podido calificarse como un buen resultado dejó un regusto amargo para el equipo local por no obtener la victoria que ya daban casi por hecha. En cuanto a la posible interpretación que pueda hacerse de este resultado, creemos confirma nuestras expectativas de que podemos intentar acabar entre los diez primeros, que es más o menos el nivel que hemos mantenido en los dos últimos años. A ver qué pasa.

En principio, son pocos los candidatos a rival para próxima jornada. Si se nos empareja contra un equipo que también haya obtenido un empate y que haya jugado fuera de casa en la primera jornada, parece fácil adivinar el rival...

5 comentarios:

  1. blankinegro10/10/11 0:16

    Podrías tener los torricidios esos cuando juegas contra mi!Por otro lado buen resumen de la tarde , la próxima jornada ganaremos.......

    ResponderEliminar
  2. trompacepo10/10/11 2:54

    monteagudo cracks, los danis esos deberian jugar en division de honor y ayudar al equipo A

    ResponderEliminar
  3. Benito es "Mister T": rey de las Tablas y emperador de los Torricidios. Enhorabuena por la crónica y por el resultado ante tan buen equipo. Teneis un equipo titular para estar ahi arriba. Animo.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades máquinas por el resultado.

    Nos vemos, Juan Pablo Soria.

    ResponderEliminar
  5. Una crónica muy buena, lo mejor la reproducción de la conversación esntre el capitan y el resto del equipo jeje

    ResponderEliminar