lunes, 24 de noviembre de 2014

X equipos R7: ECA Abarán 0,5 - TM 3.5

Un año más, no podemos calificar de otra forma salvo de espléndida la última jornada del campeonato regional por equipos, acontecimiento que es de largo el más importante del año en el ajedrez regional y al que, aunque sea por ver el ambiente, da gusto acudir. En esta ocasión y tras varios años volvíamos al escenario jumillano de las bodegas San Isidro, con una magnífica organización por parte del equipo local, que comandado por Pascual y Francisco cuidó de que todo estuviera como merecía la ocasión.


Para quienes no estuvisteis, aquí tenéis algunas imágenes de la sala de juego y de la nave adyacente, guardiana de preciados tesoros jumillanos:



 
La nutrida mesa de trofeos
La "nuestra", poco antes de empezar
Y aquí ya en plena faena (foto: Fco. Sigüenza)
Adivinen quién estaba heladiiiico de frío
Tras las palabras de rigor, dieron comienzo las partidas, formando por parte de Abarán: Juan Luis Saorín, Daniel Palazón, José Miguel Yuste y Daniel Torres, y por parte trovera: Benito, Juan Pablo, Juanjo y José Alberto.
 
El primero que despachó su partida, y por la vía rápida, fue José Alberto, quien se enfentó a Fidel Torres en el cuarto tablero. Posiblemente la mejor partida que le recordamos a nuestro compañero, lanzado ya desde el principio a un ataque caníbal. Cierto es que su contrincante pecó de imprudente cuando, tras debilitar su cadena de peones del ala de dama y frente al avance que el blanco emprendió con los suyos, decidió enrocar por dicho lado, pudiendo haberlo hecho fácilmente por el de rey. A partir de aquí la partida casi se jugaba sola, abriendo líneas enfrente del monarca enemigo y centralizando piezas al ataque. El negro jugaba de facto con menos material, al quedársele encerradas dos piezas en la esquina, y si a ello le sumamos los peones que fueron cayendo y poco después una calidad, la suerte estaba echada. La posición final que mostramos lo dice todo. Olé por José Alberto, a quien seguro que esta victoria le ha venido de perillas para resarcirse de los últimos resultados.
 
José Alberto-Daniel: posición final. No había más donde rascar por el negro

Ya con una duración más normal, la siguiente partida en terminar fue la que en el tablero uno enfrentó a Juan Luis Saorín con Benito, finalizada con tablas que supieron a gloria a nuestro compañero, visto cómo estaba la situación poco antes. Fue la típica partida donde tanto lo bueno como lo malo lo hizo el mismo jugador, en este caso el blanco. Comenzó la fiesta con una entrega de alfil y caballo blancos a cambio de torre y dos peones negros, y esto marco el resto de la partida, donde el de Abarán llevó en todo momento la iniciativa y Benito se limitó a aguantar como pudo la posición, consiguiendo apenas reubicar sus piezas en posiciones defensivas. El blanco rechazó una posible repetición de jugadas y fue ganando espacio, primero en el ala de dama y luego en el de rey, y poco a poco se fueron produciendo cambios. Llegado un momento Juan Luis devolvió torre y peón en séptima a cambio de las dos piezas negras, quedando ambos jugadores con dama, pero con un peón de ventaja pasado para el blanco. Benito vio que se le acababan los jaques y se la jugó al fallo rival, proponiendo cambio de damas y tocando rápido hasta ganarle la oposición al rey negro y capturar el peón pasado. Jugando con más tranquilidad (el blanco tenía 36 minutos y el negro 5), Juan Luis podría haber triangulado y tenía la partida ganada, pero se confió... y juró en arameo al percatarse de su error. Al final, tablas y una piedrecita más en la fama que Benito (por supuesto inmerecidamente) se ha ganado de pirulero mayor del reino. 
 
Juan Luis-Benito: tras Ah7+ se jugó Rh8
(quizá era mejor la otra, no pasaba nada si Cxf7, por Cf4) Pst...
Y no, no vamos a poner la jugada final

Casi al unísono de la partida anterior acabaron las de los tableros dos y tres. En el dos (Juan Pablo Soria-Daniel Palazón, 1-0), nuestro compañero consiguió por fin estrenar su casillero de victorias en el campeonato, que no ha sido todo lo bueno que hubiera deseado pero que finalmente ha podido rubricar con un merecido triunfo. La partida quedó pronto con los peones c-d-e bloqueados en escalera y la dama negra encerrada en territorio enemigo, lo que obligaba a Daniel a tomar medidas rápidas para evitar un disgusto. Efectivamente, enseguida rompió con f6 y se cambiaron damas, pero a cambio de quedarse con el peón e6 retrasado y convertido en un oscuro objeto de deseo para el blanco. Además, no fue buena idea lanzar al ataque una torre en h6, pues pronto fue atacada por los peones blancos y ayudó a montar un ataque en el flanco de rey. Llegados a este punto, un error hizo perder calidad al negro, pero en una dudosa decisión Juan Pablo la devolvió a cambio del famoso peón de e6, llegando al final con sólo una ligera ventaja; sin embargo, poco después un nuevo error no forzado del negro regaló un caballo y dejó sentenciada la partida.

Juan Pablo-Daniel: Cxg4 no fue buena
Por último, el tablero tres (José Miguel Yuste-Juan José Martínez, 0-1) acabó tras nada menos que 83 movimientos en una partida donde nada más empezar Juanjo ganó peón, para después ir cambiándose material hasta quedar ambos bandos con dos torres y pieza, con la ventaja del peón indicado para el negro, que además fue consiguiendo poco a poco un cierto predominio espacial. Llegado un momento, en unos pocos movimientos se cambió casi todo hasta quedar el material reflejado en la imagen. A partir de ahí, veintiséis jugadas más necesitó Juanjo para doblegar a su rival, capturando los dos infantes blancos a cambio del propio de "d", y metiendo el de torre en séptima. Fin de partida, de encuentro y de campeonato.
  
José Miguel-Juanjo: a partir de aquí, trabajoso pero fructífero final

Pero lo mejor de la noche (también lo peor, como luego veremos) aún estaba por llegar. Toda la semana haciendo cábalas el bueno de Juanjo conque si podría aspirar al premio a segundo mejor tablero, y resulta que cuando pensaba que no iba a pillar cacho se lo llevó ¡pero al mejor tercero! Olé por la actuación de nuestro compañero, que con un tremendo 5,5 de 6 ha cuajado un espléndido campeonato y, desde luego, el mejor desde que lleva jugando. Ya ha llovido desde que Jesús Alcaraz consiguió el último premio individual para el club, así que fue gran alegría para todos, y más aún como es lógico para nuestro compañero, a quien en alguna foto hemos visto haciéndole la cata al trofeo al estilo Nadal.
Juanjo, el trovero más contento de la noche
Con detalle del trofeo
Y cuando parecía que nos volveríamos contentos a casita con la victoria, el trofeo de Juanjo y las botellicas de vino cortesía de la organización ¡vivan las Bodegas San Isidro!, apenas anduvimos unos kilómetros cuando el coche nos empezó a hacer un ruido extraño, intensificado de repente con una gran vibración. Échate al lado con las luces y... reventón al canto, pero no uno cualquiera, la cubierta se nos quedó totalmente arrancada del resto de la rueda y tirada en el arcén, en medio de una carretera oscura y con un fresquete que ya arreciaba. El caso es que luego no había manera de sacar la dichosa rueda y, en fin, que mejor olvidarlo, pero con la broma nos dieron las doce para llegar a casa. Y siempre dando gracias en estos casos.
Pa'bernos matao. La rueda se peló como una naranja
Y esto es lo que ha dado de sí el campeonato para nuestro humilde club. No nos queda más que dar la enhorabuena a Beniajanes, Blancas, y en general a todos aquéllos que han visto consumados sus objetivos. Y a los que no, pues que no se preocupen, que el año que viene habrá tiempo para enmendar la plana.

Por nuestra parte, buena actuación final, con un noveno puesto que mejora en tres nuestro ránking inicial y que posiblemente da una imagen fiel, acaso al alza, del potencial conque partíamos este año. El caso es que al final hemos terminado con los mismos puntos conque acabó el Trovero A en 2013, aunque obviamente con una sensación muy distinta de un año a otro. En fin, lo que está clarísimo es que al que viene sí que subimos, seguro.

Por último, expresar el agradecimiento a todos aquéllos (y hubo un montón, por lo menos dos o tres...) que nos expresaron su apoyo para que continuemos elaborando estas crónicas. Dado que es la única remuneración que podemos esperar por ello, muchas gracias. Para el año que viene, ya veremos.

3 comentarios:

  1. Amigos Troveros, enhorabuena por esa última partida, y por las excelentes crónicas de Benito, a mi entender, "Pluma de Oro" del Regional por Equipos, aunque no sea un galardón oficial, moralmente es tuyo. Y un fuerte abrazo para mi buen amigo Juanjo, se lo merece, es un jabato frente al tablero. Que grandes recuerdos de aquel Campeonato con Jesús danto estopa, si señor!!!

    Un abrazo, P

    ResponderEliminar
  2. En una partida de ajedrez, como en la vida, no está escrito lo que va a pasar, pero si está escrito lo que deseas que suceda. Las reglas siempre las pone el destino... Nosotros sólo nos limitamos a jugar.

    ResponderEliminar
  3. El maestro Yoda periquito soy25/11/14 16:52

    Enhorabuena por victoria en última ronda a todos os doy , especialmente a Juanjo por su triunfo brillante en el Mejor Trofeo al Tablero Tercero . Hasta los más profundos rincones interestelares y cuánticos vuestras victorias llegan y sin duda en el 2015 año , un poquito se mejorará en clasificaciones vuestras , para al objetivo ansiado del ascenso llegar .
    Por cierto , que la rueda del coche trovero , peor quedó que Halcón Milenario después de un imperial ataque .
    Mis comentarios terminado se han en presente edición del Regional Campeonato , pero presentes en los pensamientos del colectivo Jedi , sin duda estaréis .
    ¡Que la Fuerza acompañe os!

    ResponderEliminar