miércoles, 8 de octubre de 2014

X equipos R1: Los Alcázares B 1 - TM 3

Por los pelos hemos entrado este año en la mitad alta de la tabla: duodécimos de veintiséis, pero ha sido suficiente para proporcionarnos un primer emparejamiento que a priori se presentaba de trámite, frente a los más pequeños de la prolífica cantera que se está forjando en Los Alcázares; sin embargo, el viaje no resultó tan plácido como hubiera podido pensarse.

Y es que aunque el resultado final de tres a uno parece no dejar lugar a dudas, bien podía haberse torcido la cosa si no nos hubiera sonreído la suerte en alguna de las partidas disputadas.

Por parte del equipo local no jugó su único componente con elo Fide, Joaquín Francisco Martí, formando su alineación los cuatro siguientes jugadores en la lista: Iohbar Santos, Uriel Soria, Eire Santos y Antonio F. Ballester. En cuanto al Trovero, aprovechando la cercanía viajó al completo el bloque palmesano-pachequense formado por Juan Pablo, Juanjo, José Luis Pérez y Mateo.

Y si a priori los dos primeros tableros parecían ser los más claros para decantar la victoria a nuestro favor, los dos últimos cumplieron a la perfección su papel con dos victorias. En el tablero tres la de José Luis, que hasta donde alcanzan los datos de que disponemos creemos que es la primera que obtiene nuestro compañero, al menos desde hace ya un tiempo. Olé por José, que ya tocaba. Y en el tablero cuatro la de Mateo, que hará como veintipico años que no jugaba una partida del por equipos a pesar de estar religiosamente cada año en la starting line del equipo, y es que las obligaciones laborales son las que son.

Centrándonos en los primeros tableros, el dos (Juanjo-Uriel, 1-0) vio como hasta la jugada 13ª y tras una mínima trasposición se llegaba a una posición simétrica por ambos bandos, lo cual desde primer curso ya nos enseñan que es algo favorable al bando blanco. Precisamente fue éste el que promovió, con un cambio de caballos, la ruptura de la simetría... que se volvió a recuperar tres jugadas después, con un par. Juanjo consiguió un peoncito de ventaja en el ala de rey (con ambos reyes enrocados en el de dama) que parecía garantizar un plácido final. Pero tras un posterior cambio de alfiles el jugador trovero no estuvo nada fino y se dejó ganar su otro obispo a cambio de dos peones. Como resultado, situación de tres peones para el blanco y alfil para el negro, con ventaja decisiva a favor de éste. Nuestro compañero optó con buen criterio por afrontar un final en franca inferioridad buscando el error rival. Efectivamente, a éste se le notó aquí falto de tablas y no consiguió erigirse con la iniciativa, hasta que llegado el momento y en una jugada casi calcada al error inicial de Juanjo, el joven alcazareño se dejó el alfil que tenía de ventaja. A partir de aquí ya no hubo color, y la mayoría de peones blanca hizo el resto. Puntito con suerte pero puntito, que al fin y al cabo es lo que vale.

Juanjo-Uriel: Txc7 regala pieza y casi partida al negro, pero...

Juanjo-Uriel: Tg4 devuelve con creces el favor al blanco

Mientras, en el tablero 1 (Iohbar-Juan Pablo) la partida fue bastante más tranquila y con menos alternativas. Sin apenas solución de continuidad, fueron cambiados los cuatro caballos, dos alfiles y damas, quedando las posibilidades tácticas reducidas al mínimo, aunque con una ventaja a favor visitante, ya que consiguió dejar a dos peones rivales doblados y aislados en la columna "b", lo que prometía un mejor final. La propuesta de cambio de torres por parte del blanco llevó a la eliminación de éstas, y poco después fue también cambiado el único alfil que quedaba por bando, consiguiendo Juan Pablo que su rival doblara nuevamente peones, esta vez en la columna "f", aunque con el apoyo de su colega en "e". Para este entonces los reyes estaban ya centralizados y se presentaba un final con cinco peones por bando, de esos en que nunca estás seguro de si haces la buena o, al menos, una que no sea mala. De hecho, ambos bandos erraron sucesivamente pero fue el bando negro el que salió perdiendo a los puntos, especialmente cuando los famosos peones doblados de "f" se convirtieron en dos peones ligados en "f" y "e", éste último pasado. Al final hubo que tirar la toalla ante la imposibilidad de evitar la entrada a dama del blanco. Lástima de punto porque la partida no había sido mal llevada, pero lo importante es que no nos costó nada grave.

Iohbar-Juan Pablo. Dice Fritz que Rb6 daba igualdad ¿?, pero se jugó Rd5
En fin, que se ganó el encuentro que es de lo que se trataba y ahora a esperar la segunda ronda, en la que continuaremos la travesía por el desierto recibiendo al Guerreros Lapuerta B, buen equipo (el séptimo del ránking) donde milita nuestro viejo conocido y tablero 1 del Trovero durante varios años, aunque nos ha dicho un pajarito que probablemente no podrá jugar esta ronda... Sea como sea, vaticinamos un resultado ajustado, esperemos que a nuestro favor.

2 comentarios:

  1. El maestro Yoda periquito soy9/10/14 11:14

    Comenzado con buen pie el campeonato habéis .En el infinito espacio glorias vuestras resuenan ...¡Así continuad! Que la fuerza acompañe os.

    ResponderEliminar
  2. gracias troveros por vuestros comentarios del encuentro y de las partidas ya que todos siguieran el ejemplo un abrazo

    ResponderEliminar