martes, 8 de abril de 2014

Absoluto R2: seguimos calentando, cero de cuatro

Si pocas fueron las sorpresas que deparó la primera ronda de el absoluto, más parca en ellas se ha mostrado esta segunda, donde únicamente cabe destacar las tablas conseguidas por el yeclano Manuel Giménez ante Antonio Galiano, y la derrota de Daniel Alarcón ante su compañero de club Andrés Buendía. En el principal duelo lorquino, victoria de Beatriz García ante Miguel Donado, que deja a éste con tan sólo medio punto y con sus posibilidades de pódium muy mermadas.

De todas formas, esto no acaba más que empezar y aún hay tiempo para cualquiera de enmendar la plana... o viceversa. Por lo pronto, son diecinueve los jugadores que cuentan sus dos partidas por victorias. Ya para la tercera ronda se empiezan a ver más duelos a priori muy interesantes, con varios emparejamientos entre "dosmiles" en los que a buen seguro saltarán chispas.

En cuanto a los nuestros, más de lo mismo respecto a la primera jornada, con dos nuevas derrotas que dejan a Juanjo y José Luis en el furgón de cola de la clasificación, aunque eso sí, con todas las posibilidades del mundo de remontar en estas seis rondas que aún quedan.

José Luis se enfrentó con negras a Francisco Javier Baños, en un enfrentamiento difícil pero donde se podía dar la sorpresa. No fue así y pronto nuestro compañero se tiró a la piscina con un erróneo sacrificio de alfil que no le llevó a ninguna parte salvo a quedar totalmente a remolque en la partida, donde su rival pronto consiguió cambiar todo lo que pudo hasta quedar en un final ganado, con torre y alfil contra un triste caballo negro que finalmente también acabó encerrado. Poco más que contar y jornada de reflexión para José Luis en la ronda tres, donde el trovero disfrutará de su primer bye.

Francisco-José Luis: ...Txd2, Txe4... y más cambios hasta el final.
Más reñida estuvo la partida de Juanjo, quien también con negras se enfrentó al marmeronense Pelayo Alcaraz. Ya desde el principio fue éste quien consiguió cierta ganancia de espacio merced a un potente centro de peones y al avance del de la columna "f" contra el rey negro; sin embargo, no terminaba de ver la forma de entrar en el enroque rival y Juanjo aprovechó para llevarse un par de infantes que, a poco que consiguiera mantener la defensa, parecían inclinar a su favor la balanza. Pero una mala jugada le llevó a perder la ventaja de material y a que la artillería pesada blanca entrara por la columna "h", con ventaja decisiva para el blanco. Tuvo una más Juanjo tras un despiste de Pelayo que podía volver a meter a nuestro compañero en la partida, pero no lo aprovechó y al poco acabó perdiendo torre. Jugadas más tarde, el trovero tuvo que inclinar el rey. En fin, esperemos que a la tercera sea a la vencida y la primera victoria para nuestro compañero no se demore más de esta próxima ronda, donde se enfrentará a otro marmeronense, Joaquín Maciá.

Pelayo-Juanjo: tras la errónea Te1, Dxf5 habría dado chances al negro,
pero Juanjo jugó Te5 y tras la entrada en jaque todo fue más difícil.

2 comentarios:

  1. Bueno, realmente ese sacrificio de alfil no fue error, el error fue poner mi alfil en b6; asi que mas bien estaba obligado a sacrificarlo, porque si no lo hubiera hecho, en los dos siguientes movimientos lo habría perdido igualmente.
    Si en vez de 9....Axf2+, hubiera hecho 9...Cxd5 o 9....Dxd5, las blancas avanzarían con 10. c4 (amenazando ese Caballo o esa Dama); seguido de 11.c5 (amenazándome el alfil dichoso), donde yo perdería igualmente ese alfil, que se quedaría sin salida.
    Por lo tanto y pensando la jugada hasta donde yo era capaz de anticiparme, prefería sacrificar mi Alfil en f2, comiendo un peón y rompiendo el enroque.

    ResponderEliminar
  2. C. A. Trovero Marín10/4/14 16:30

    Pues sí, el problema no fue el Axf2 en sí sino las jugadas previas que te llevaron a hacerlo. De todas formas se podía sacar al menos un peoncillo más si por ejemplo tras Dxd5 y c4 tú comieras Axc4, bxc y Dxc, pero tampoco se quedaba la cosa para tirar cohetes, no...

    ResponderEliminar