martes, 22 de octubre de 2013

Ronda 2: Coimbra Jumilla C - Trovero Marín B: 2,5 - 1,5

Malas noticias para el Trovero Marín B en esta segunda ronda del campeonato, no tanto por la derrota en sí ante el Coimbra Jumilla C, sino por la consecuencia directa de la misma, que es el bye para la siguiente ronda.

Los locales presentaron una alineación con sus tres primeros tableros, que repetían de la ronda 1, más el sexto, formando así con Juan Manuel, Francisco, Pascual y Santiago. Por su parte, el equipo visitante se presentó con dos cambios respecto a la ronda 1, cayéndose de la alineación los dos joseluises y entrando Laure y Alfonso, que completaron el cuarteto encabezado por Juanjo y Juan Pablo.

La tarde se torció bien pronto, pues apenas un rato después de empezada la partida ya se perdió en el tablero 4 (Alfonso Ruiz-Santiago Sánchez, 0-1). Ante un ataque doble de dama a un peón y alfil visitantes, Alfonso protegió su infante con torre y no defendió la amenaza a su obispo, que cayó de inmediato. Ya después no hubo forma de recuperar el material perdido, el cual al contrario fue incrementándose con varios peones blancos que fueron cayendo progresivamente, y poco más hubo que contar. Mal estreno de nuestro compañero, que deberá aprender a controlar ese ímpetu de jugar partidas rápidas a las que está acostumbrado, pues no es lógico salir derrotado con más de 86 minutos en el reloj, tiempo que de ser bien administrado a buen seguro habría permitido luchar por otro resultado.

En el tablero 2 (Francisco J. Tomás-Juan Pablo Soria, 1-0), JP no quiso pecar de retraído como en su anterior partida y se lanzó a sacrificar un caballo a cambio de dos peones que protegían al rey rival, que efectivamente quedó expuesto pero no lo suficiente como para que el jugador local no atinara a reorganizar de forma correcta su defensa. Una vez conseguida ésta, la partida quedó ya muy a remolque como para poder remontarla. Dos derrotas consecutivas para Juan Pablo, que no parece encontrar el buen momento de juego que disfrutó en el individual.

Con el dos a cero en contra, Juanjo consiguió la única victoria trovera en el tablero 1 (Juan Manuel Vicente-Juan José Martínez, 0-1). Poco que contar en una partida donde se fueron sucediendo los cambios de piezas sin mayor novedad, ataque ni ventaja para ninguno de los bandos. Al final se llegó con alfil blanco por caballo negro, acompañados de su correspondiente infantería. Parafraseamos la expresión conque Juanjo ha definido su partida: "...el triste burrito de d7 soñaba con convertirse algún día en El Supercaballo...", y vaya que así ocurrió: el pobre animal arrinconado toda la partida en labores defensivas emergió de la nada para recorrer el tablero capturando peones, limitando la acción del alfil enemigo y, como colofón, amenazando un mate que no llegó por la rendición previa del rival.


Juan-Juanjo. El incauto peón blanco come en b5, y la jaca decide con Cf4.
 
Por último, Laure luchaba en el tablero 3 (Pascual Castellanos-Laureano Villada, tablas) por una victoria que diera el empate final y que no llegó. Tras una apertura teórica y equilibrada, en el medio juego el jugador local consiguió la ventaja de un peón que ya no perdería, pero que resultó insuficiente en el final de alfiles de distinto color con tres y dos peones por bando. Aunque Pascual rechazó dos ofertas de tablas, finalmente tuvo que admitirlas al no ver la forma de progresar.

Pascual-Laure: tras cambiar caballos, Dc4 y el peón "a" acabó cayendo.
En fin, poco podemos decir más que ánimo para nuestro equipo B, y que tras el próximo bye aún quedarán cuatro jornadas para enmendar la plana e intentar hacer un buen papel en esta temporada de estreno para nuestra segunda escuadra.

2 comentarios:

  1. Perdonarme troveros en los diagramas de ajedrez las blancas están siempre en la parte abajo del tablero o me equivoco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. C. A. Trovero Marín25/10/13 23:00

      Solemos poner abajo al jugador de nuestro equipo, para ver la posición desde su punto de vista. La excepción lógica fue cuando jugamos el B contra el A, ya que ambos eran jugadores del club.

      Eliminar