lunes, 3 de junio de 2013

Absoluto R8: y David se convirtió en Goliath

No pudo haber sido más emocionante el final de la lucha por el campeonato. Tras una rápida victoria de Ricard Banegas ante José Antonio Moya, todo dependía de lo que ocurriera en la mesa 1 entre David Martínez y Asensio Sabater, en la que fue la última partida en terminar de todo el campeonato.

¡Y vaya final! La dama de Asensio dando vueltas alrededor de la torre y peón de David, que estaba loco por firmar las tablas que automáticamente le proclamaban campeón. Asensio declinó el ofrecimiento en un primer momento, pero finalmente no pudo obtener una victoria que, además del beneficio propio, le habría agradecido eternamente su compañero de equipo.

En todo caso, David y Ricard han demostrado sobradamente ser los mejores de este campeonato y, con independencia del puesto obtenido por cada uno, está claro que merecían situarse en lo alto de la clasificación, habiendo finalizado ambos invictos con un bagaje de seis derrotas y dos tablas.

Donde sí saltó sorpresa fue en el tercer puesto del pódium, que finalmente se llevó el marmeronense Julio Zapata al derrotar a José Borja, y tras haber cuajado un brillante campeonato con seis victorias y una única derrota.


Nuestra enhorabuena a todos ellos, y especialmente a David, con quien parece que o mucho cambian las tornas o podemos tener campeón regional para rato.

La jornada terminó con los acostumbrados discursos y la entrega de premios, los cuales viéndolos todos juntos daba la impresión de ser más que jugadores, manda carallo que no rascáramos ninguno en el club, aysss.


Mencionar que la entrega contó con la presencia del presidente de la asociación de vecinos de Sauces y del concejal de empleo, nuevas tecnologías y deportes del Ayuntamiento de Cartagena, ambos representantes de las dos instituciones que han sido claves, junto al club organizador, en el éxito que ha supuesto este campeonato. En reconocimiento a su apoyo, todos ellos fueron merecedores de un obsequio por parte de la Federación. Y hablando de obsequios, cómo no mencionar la camiseta entregada a todos los participantes (alguno pilló más de una), serigrafiada para la ocasión.


Entrega de placa conmemorativa
al C. A. Sauces
Haciendo un símil futbolístico, se dice que si el árbitro pasa desapercibido es que ha tenido una buena actuación. Pues esto es igual, este año nos hemos podido centrar en jugar y en ver jugar y no en tener que criticar que si tal o que si cual cosa no funciona como debiera. Así pues, vaya desde aquí también nuestra enhorabuena a Felipe y al resto de componentes de Sauces por su dedicación, empeño y resultado obtenido.


Foto de grupo final con los premiados
En lo que a los troveros atañe, nuevamente una ronda floja, ya que nos deparó tres derrotas, además de unas tablas y una pírrica victoria a manos de José Alberto, quien eso sí, entre la victoria, la camiseta y los veinticinco euros de la fianza volvió a casa feliz cual grácil mariposa.

Y empezando por José, en esta ocasión le tocó enfrentarse a Francisco Heredia. Pronto el trovero consiguió ganancia de espacio en el flanco de dama, el cual sin embargo acabó bloqueado. Tras la reorganización de las respectivas fuerzas y el cambio de un par de piezas por bando, se llegó a un error donde Francisco se dejó calidad tras un doblete de caballo. Una vez cambiadas damas y dada la distribución de peones quizá hubiera sido posible aguantar para el negro, pero al final se dejó otro doblete de peón en el que perdía pieza, y tuvo que echar el telón.

José Alberto-Francisco, 1-0. Tras la amable Te6,
doblete de caballo y calidad para el blanco.
Juan Pablo vio truncada su racha victoriosa ante un fuerte rival como era José Antonio Soto, en una partida donde JP salió bastante airoso de la apertura, pero que por momentos se volvió táctica y compleja, siendo el negro el que se llevó la peor parte tras el barullo montado en el medio juego. Después de ganar calidad, José Antonio promovió simplificaciones de material que llevaron a un final de torre contra alfil con dos peones por bando, si bien los negros doblados, lo cual resultó imposible de defender para JP.

José Antonio-Juan Pablo, 1-0. El cambio de damas
y Cc7+ liquidó lo que quedaba de partida.
Luis por su parte también cayó derrotado, en este caso ante Pedro Manuel González, en una partida muy igualada hasta bien entrado el medio juego pero donde la caballería de Pedro supo colaborar con sus torres en la presión sobre h7 y el rey rival, el cual había tenido que renunciar al enroque. Al final, Luis se dejó dos peones que le obligaron a inclinar su rey.
Pedro-Luis, 1-0. Tras g4 la ventaja blanca fue decisiva.
Por su parte, Benito sufrió su tercera derrota consecutiva, esta vez de manos del jugador de La Pocha José Miguel Abad. Partida muy igualada hasta que el negro consiguió situar un peón pasado y protegido en e4, y a partir de ahí todo giró en torno a impedir su avance. Benito, un tanto optimista, pensó que tenía controlada la situación e inició la reorganización para buscar contrajuego en el ala de dama, obviando la entrada de un alfil contrario que le capturó su peón en e5. Una errónea penetración al centro del monarca blanco terminó de decidir la partida ante la amenaza de mate o la inminente pérdida de calidad.
Benito-José Miguel, 0-1. Aa2! amenazando mate finiquitó el tema.
Como ha sido costumbre durante todo el campeonato, el último trovero en terminar (casi a la par de la mesa uno) fue Juanjo, quien disputó una larga partida ante el jugador local José Miguel Fernández. Todo parecía haberse puesto de cara para el bueno de Juanjo, habiendo conseguido llegar a un final de torre por bando con dos peones de ventaja a su favor, ligados en las columnas "g" y "h". De hecho, la maquinita da ventaja decisiva al blanco, pero éste no vio la manera de conseguir progresar en el avance de sus infantes. Así, la posición mostrada se corresponde con la jugada número 56, de 73 que tuvo la partida, y en el intervalo de ambas no hubo manera de avanzar ninguno de los peones. Al final, por puro aburrimiento del contrario, José Miguel consiguió rascar unas tablas que debieron saberle a gloria.

Juanjo-José Miguel, tablas. ¿Se gana...?

Al final, posición 33º para Juan Pablo, que con sus 4,5 puntos se erige en el mejor trovero del campeonato. Notable actuación la de nuestro compañero que esperamos consolide en sucesivas actuaciones. A continuación ha quedado Juanjo, con 4 puntos y posición 44º. Como casi todo el campeonato, ni frío ni calor para Juanjo y posición media final, aunque con una bajada de 10 puntos de elo. Más abajo ha quedado Benito, que tras un estupendo inicio se ha desinflado en las tres últimas rondas con otras tantas derrotas, desplazándole hasta la posición 52 y haciéndole perder la friolera de 30 puntos de elo. Finalmente y con 2,5 puntos han quedado José Alberto y Luis, en las posiciones 76 y 77 respectivamente, y con cinco puntos de pérdida de elo para Luis.

Hasta aquí hemos llegado, se acabó el absoluto 2013. Sólo nos queda deciros, parafraseando a nuestro habitual comentarista, el maestro Yoda,

¡Que la fuerza os acompañe!


¡Bueno, y que el domingo os esperamos en el XVII Open de La Palma, claro está!

5 comentarios:

  1. Respecto a mi partida.
    Me encerré la torre y no la podía sacarla, porque me daba jaque continuamente o me amenazaba el peón de g5.
    En la jugada 54 tuve una oportunidad de sacarla.
    En la posición después de la jugada 53:
    4r3/6k1/7R/1K4PP/8/8/8/8 w
    (anotacion FEN)
    Aquí jugué 54.Rc6, si hubiese jugado 54.Tc6 tendría la opción de ganar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo4/6/13 18:32

      Aunque hubieses jugado 54.Tc6 en vez de 54.Rc6 (en mi planilla es la jugada 56), la partida sigue siendo tablas. El ordenador da ventaja decisiva, pero en realidad no se puede progresar. En este tipo de posiciones el ordenador no se entera de que la valoración es 0,00. No se pueden evitar los jaques perpetuos. Y a las malas, si se avanzan los peones siempre se puede sacrificar la torre cuando la posición es de ahogado.

      Además, también podría decir yo que si en vez de hacer 61...Ta5+ hubiese hecho 61...Txg6 la partida se convierte en tablas teóricas.

      No es que sea por aburrimiento, es que son tablas, a menos que uno se equivoque, claro. Si el peón de torre fuese un peón de alfil, entonces sí que se gana. Pero como en la partida, no.

      Un saludo.
      José Miguel Fernández.

      Eliminar
    2. Con Tc6 la torre tiene mas movilidad y se puede especular con pequeños planes para avanzar los peones. Pero estoy de acuerdo contigo, si el negro juega correctamente son tablas.

      Eliminar
  2. Anónimo3/6/13 15:05

    Hola troveros muy buenos comentarios.un saludo

    ResponderEliminar
  3. El maestro Yoda periquito soy3/6/13 16:52

    Encomiables los comentarios en todo el campeonato han sido .Gran seguimiento por parte del bloguero es . Desde la muy , muy galaxia lejana os felicito yo a todos los troveros componentes . Triste sin embargo encuentrome , y no por ajedrecístico motivo , sino por el estruendoso fracaso del equipo conocido como Efesé , del que toda la familia de Jedis , además del blanquiazul barcelonés , seguidores somos . Bueno , ya os dejo que extiendome mucho estoy . Hasta ocasión próxima.

    PD. En la foto mas feo y verde aparezco de lo que en realidad soy.

    ResponderEliminar